Name:
Location: Guecho, Vizcaya, Spain

Tuesday, February 09, 2010

Olentzerator

El maligno no es rojo con tridente y orejas afiladas. El maligno viste jersey lanudo, de punto cuanto más tosco mejor, y va de majete. Sí, señores, el mal existe, camina por nuestras verdes praderas abduciendo a las gentes y convirtiéndolas en una caricatura de él mismo. Cada día observo asustado a más mutantes. Tienen todos los mismos rasgos. Una obsesión por definirse a sí mismos como majos, sencillotes, campechanos y naturales. Les encanta, especialmente, decir esto de natural. La palabra favorita de semejante panda de artificiosos.

El nacionalismo es un virus social que se propaga a través de las formas. Los primeros síntomas pueden comenzar por un sencillo Donosti o un Aita… luego empiezan a escribir con kas, zetas, y ene antes de be o pe. Lo que sigue, sin remedio, es una cuesta abajo al pozo séptico del colectivismo y la despersonalización. Tanto que hasta pasan a hablar de sí mismos siempre en primera persona plural, que si nosotros noséqué que si nosotros nosécuantos. Y de un no sé qué “ellos” que parece tener la culpa de todo.

He observado que los apañoles son especialmente propensos a ser infectados por el Olentzero. Hay que verlos practicar el Donostismo y el arratzaldeon sobreactuando como cualquier actor de El método.

Si alguien conoce algún remedio, alguna pócima, cualquier tipo de sortilegio para desolentzerizar el país, por favor, compartan. Estoy rodeado y necesito el arma definitiva contra los abducidos por el olentzero. Mi realidad cada día se parece más a una peli de ciencia ficción de serie B. Los gastos de producción corren a cargo del Concierto Económico y las trampas del autogobierno. Ayer le ocurrió a mi mejor amigo. Hacía tiempo que no me llamaba para pasear, como si estuviese ocultando algo que le diese vergüenza. Al principio todo fue normal. Aunque observé que sus ropas habían cambiado y que caminaba de una forma extraña, arrastrando los pies. El primer síntoma lo percibí cuando me describía a un conocido suyo como un tipo campechano. Atribuyendo a la campechanía valor positivo. Como si no supiese que la campechanía es en el País Vasco el estereotipo más fácil tras el que se esconden los cobardes. Luego nos encontramos con su mujer e hija. Cuando la mujer se dirigió a la hija con un “Mira a tu Aita.”. Mi amigo me miró aterrado, sabedor de que le había descubierto. Casi salgo corriendo. La vergüenza ante la evidencia de su propia cobardía se transformó en odio hacía mí. Comenzó a ser agresivo cuando yo aún no había abierto la boca. El regreso a casa fue triste. Caminaba mirándome los pies. Estoy solo rodeado por los olentzerizados. Creo que soy el último. Sé perfectamente que para sobrevivir hay que hacer como que eres como ellos.

Intentan convencerme, me dicen que la abducción no es dolorosa. Que no es como cuando te cortan un brazo. Que una conciencia amputada es una liberación. Igual hasta tienen razón ¿para qué tener algo que no sirve para nada, sólo te da disgustos y te margina de tu entorno? ¿Por qué coño mi conciencia me dice que éste entorno es inmoral? ¿Qué hago? Me adapto, no me adapto, me adapto. Darwin ¿Toy condenado a desaparecer por inadaptado?

Qué ha sido eso? hay alguien ahí. Socorro. Ahhhajjjjjlajjgaagggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggg
Aupa chavales. ¿Zer moduz?, ¿puedo volver a ser vuestro amigo? Fundido a negro.

El triunfo final del olentzero.

1 Comments:

Blogger Karraspito for President said...

Es que una vez descartados los Reyes Magos por mi rebublicanismo y el hecho de que vengan tan tarde, con lo cual no tengo mucho tiempo para disfrutar de los juguetes que me regalen, y Papá Noel por el odio profundo que me inspiran todos esos gilipollas que lo cuelgan del puto balcón cada Navidad y por llevar la contraria, que ahora todo el mundo parece apuntarse a la moda del jodido Santa Claus por influencia gringa, sólo me queda el Olentzero para confiarle el envío de mis regalos. Quizás si los tres de Oriente volvieran a llamarse "Sabios" a secas y vinieran antes del 28...

August 2, 2010 at 10:43 PM  

Post a Comment

<< Home